635 años de son

Año: 1978

País: Cuba

Género: Documental

Productora: Estudios Cinematográficos de la Televisión Cubana

Dirección: Teresa Ordoqui

Sonido: Reynol Trujillo

Intérpretes: Septeto Ignacio Piñeiro


Declaraciones de la directora Teresa Ordoqui

Hay un documental que de todo lo que yo he hecho es lo que más me gusta. A mí la música popular cubana, el guaguancó, todos esos géneros me encantan. Entonces el septeto de Ignacio Piñeiro era una de esas cosas extraordinarias. Logré entrevistarme con Rafael Ortiz y él estuvo muy de acuerdo en que hiciéramos ese documental. Como yo siento en esa música una fuerza telúrica, algo muy especial, para mí es conmovedor y tiene tanto que ver con nuestra nacionalidad.  Me propuse hacer ese documental en el bosque de la Habana. Pero era una propuesta muy compleja por el sonido. ¡Imagínate hacer en el parque Almendares un documental cantado! ¡Y con entrevistas y todo!

Por suerte tuve un excelente sonidista que desafortunadamente hoy está ciego, Reynol Trujillo.  Él llegó a hacerme un sonido directo que no tienes idea de la calidad que tuvo. Nosotros paneábamos con la cámara y él le daba más volumen a cada instrumento que en ese momento enfocábamos. Sonido directo, nada de estudios ni post producción, estábamos sincronizados. Todo el grupo de filmación tenía buena conexión, yo los adoré, ellos me adoraron. Hubo un momento en que nos empapó uno de esos aguaceros tropicales. Ellos tenían una guayabera que era para sus espectáculos, la única que tenían y yo se las pedí y mi esposo luego se las planchó. Teníamos una gran necesidad de hacer cine y menos medios que el ICAIC porque la televisión no disponía de las mismas facilidades, de los mismos medios que el ICAIC.

El documental se llama 635 años de son, fue un premio UNEAC ese año. Se llamaba así porque yo sumé la edad del grupo y daba esa cifra. Además, tuve la enorme suerte de haber podido tener a Carlos Embale, a Bienvenido, a Rafael Ortiz… a aquel grupo estelar, como seres humanos, como todo.

El documental lo empecé con ellos saliendo de la vegetación, porque para mí, como te digo, eran una fuerza telúrica. Salen de aquel bosque, sacan sus instrumentos y comienza la música. Hoy no sé por dónde anda ese documental. Es una pena. Imagínate eso fue en el año 78. Y pude hacer una entrevista a la santera del Cabildo, algo difícil para aquella época, porque muchos de ellos eran creyentes, para mi es el mejor trabajo que he podido hacer por la sinceridad, por lo genuino, por la comunicación que existió entre nosotros.


Fuente

Danae Diéguez conversa con Teresa Ordoqui (Blog Cine cubano, la pupila insomne)

 

Related Entradas