Arriando la bandera española (1898)

Cine silente Cuba-Estados Unidos

Título en inglés: Tearing Down the Spanish Flag

País: Estados Unidos

Género: Ficción

Tiempo: 90 segundos

Color: Blanco y negro

Productora: Vitagraph

Dirección: James Stuart Blackton

Camarógrafo: Albert Smith


Comentario

“La primera película de guerra norteamericana —y al mismo tiempo el primer film de propaganda bélica— es Tearing Down the Spanish Flag, del productor y dibujante inglés James Stuart Blackton. Hecha en el tejado del edificio Morse, en la calle Nassau de Manhattan, Nueva York, la cinta —que apenas dura noventa segundos— conmociona al público. Incluso muchos creen que se ha filmado en Cuba y en medio de la lucha. Ese minuto y medio estremecen a la ciudad y garantizan que más de un siglo después el cine norteamericano reine en todo el planeta, más allá de las diferencias de idioma y cultura.

Tearing Down the Spanish Flag, realizada al día siguiente de Estados Unidos declararle la guerra a España, el 26 de abril de 1898, muestra de forma incipiente las características del género. La parte del tejado donde se realiza la filmación mide 10 por 12 pies. El fondo es el edificio contiguo. Pero esos escasos recursos bastan para emocionar a un público propicio, en una época ya desaparecida de ingenuidad cinematográfica. Según cuenta Blackton, él y su camarógrafo, Albert Smith, disponían tan sólo de un asta y dos banderas de 18 pulgadas (una estadounidense y otra española) para crear la «conmovedora» escena. Resultaron suficientes. Smith opera la cámara. Blackton agarra la bandera española. La arranca del asta e iza la norteamericana. Gritos de euforia en la sala. «Fue nuestra primera película dramática», dice Blackton, quien agrega:

El efecto que causó resultó sorprendente. Produjo un gran alboroto. Por supuesto, estábamos en guerra y la gente se encontraba muy emocionada. Aunque las banderas medían 18 pulgadas, en la pantalla aparecían como banderas grandes, de 36 pulgadas. Ese fue el comienzo de la técnica de hacer aparecer a los objetos en miniatura como si fueran de tamaño real”.

El valor fílmico de Tearing Down the Spanish Flag radica en su temprana capacidad para movilizar los sentimientos de los espectadores con un mínimo de recursos. Los apenas noventa segundos tienen también una importancia política e ideológica: evidenciar la importancia del medio como vehículo de agitación y propaganda —una cualidad que varios años después explotarían con virtuosismo y alevosía el cine soviético y el nazi” (Alejandro Armengol)


Fuente

Alejandro Armengol. La guerra que salvó al cine. Revista Encuentro de la Cultura Cubana Nro. 39, Año 2005

Arriando la bandera española


Enlace en Youtube

Related Entradas