Desarraigo

Año: 1965

País: Cuba

Género: Ficción

Formato: 35 mm

Tiempo: 77’

Color: Blanco y negro

Productora: ICAIC

Producción: Humberto Hernández

Dirección: Fausto Canel

Guión: Mario Trejo, Fausto Canel

Fotografía: Jorge Haydú

Edición: Carlos Menéndez

Sonido: Eugenio Vesa, Adalberto Jiménez, Germinal Hernández

Reparto: Sergio Corrieri, Yolanda Farr, Julio Martínez, Helmo Hernández, Reinaldo Miravalles, Fernando Bermúdez


Sinopsis

Mario, ingeniero argentino residente en París, llega a La Habana contratado para realizar algunas obras en Nicaro, la planta de nickel al oriente de Cuba. Allí conoce a Marta, que trabaja en el mismo plan y con la cual, tras cierto encuentro desafortunado, inicia una amistad que desemboca en amor aparentemente sincero. 


Declaraciones del director Fausto Canel

“En aquella época dije: Desarraigo (originalmente Lo que vale la pena) es una película con ciertos méritos de realización, pero el guión es muy malo. No se supo solucionar la anécdota con su expresión como cine. Por otra parte, la película no es tan antonionesca como parece; es más bien anti-antonionesca.”

“42 años más tarde digo que he vuelto a ver la película por primera vez desde entonces y pienso que si bien el guión sigue siendo tan deficiente como siempre, la realización mantiene una frescura inesperada después de tantos años. Cuando salí de la cárcel, preso por razones ajenas a Desarraigo (ver mi libro “Ni tiempo para pedir auxilio”) me encontré con que Mario Trejo, el guionista, antes de abandonar el país al final de su contrato, y sin saber dónde encontrarme (me habían incomunicado sin que nadie, ni siquiera el ICAIC, supiese dónde estaba), había dejado en mi oficina vacía una primera versión del guión. Theodore Christensen, documentalista danés que por entonces fungía de asesor de los cineastas cubanos, me ayudó a reestructurarlo, para darle, al menos, cierta vibración cinematográfica. Mario, al fin y al cabo, era sobre todo un poeta. Pero supo poner en blanco y negro sobre el papel las críticas que la película lanza a la cara del espectador sobre las enormes deficiencias del proceso revolucionario: hoy más significativas que nunca. Desarraigo es también, tanto en su temática como en su elenco de actores, un antecedente directo de Memorias del subdesarrollo, de Tomas Gutiérrez Alea. Pero mientras que Memorias del subdesarrollo coloca sus críticas a la revolución en boca de un “intelectual burgués” auto-marginado, Desarraigo las pone en boca del propio director de la planta de níckel: un revolucionario en uniforme verde olivo, para mayor énfasis. Alfredo Guevara, consciente de los problemas que le podía acarrear la película, esperó a que Desarraigo ganase el Premio Especial del Jurado en el Festival Internacional de San Sebastián, España, 1966, para estrenarla. Cuidadoso el chico”. 


Bibliografía:

Michael Chanan. The Cuban Image. Cinema and Cultural Politics in Cuba. BFI Publishing, London 1985, p 143.

Alejo Beltrán. Habla Fausto Canel. Granma 2 (131): 7; viernes 13 may ’66, foto (Entrevista con el director)

Desarraigo. Nuevo film cubano. Revista Cine Cubano (27): 16-20. Mar ’65 ilus

Luis M. López. Nuestro ingeniero en Nicaro. Bohemia (40): 30-31; 1 oct ’65 (Crítica)

Emmanuel Vincenot. Desarraigo (1965), Papeles son papeles (1966). Preguntas a Fausto Canel. En “Le Cinéma cubain: identité et regards de l’intérieur ». Coordinada por Sandra Hernández. Pp 93-100

Fausto Canel. Entrevistas con directores de largometraje. Revista Cine Cubano Nro. 23-24-25, pp 91-93.

Related Entradas

Total de visitas: 52 - Visitas totales diarias: 1