El encuentro

Año: 1965

País: Cuba

Género: Ficción

Formato: 35 mm

Tiempo: 38’

Color: Blanco y negro

Productora: ICAIC

Dirección: Manuel Octavio Gómez

Fotografía: Jorge Herrera

Edición: Nelson Rodríguez

Música: Roberto Valera

Canción tema: “Conformidad”, interpretada por Moraima Secada

Reparto: Miguel Benavides, Glenda Álvarez, Omar Valdés, Julio Martínez, Sindo Triana, Felipe Santos, Fernando Villaverde, Mario Velázquez, Ángel Mas, Luis M. López, Samuel Claxton


Sinopsis

Forma parte de la trilogía Un poco más de azul.


Declaraciones del director Manuel Octavio Gómez

“Es la historia de un hombre separado de su mujer por la guerra. Sucede a mediados del año 58 en una sierra de Cuba que puede ser la Sierra Cristal. Este hombre hace ocho meses que se alzó. Se fue sin despedirse de su mujer y durante todo este tiempo, él imagina que su mujer puede dejarlo de querer precisamente porque no le dijo nada antes de irse. Ya los rebeldes están avanzando hacia el llano, y precisamente uno de estos ataques se realiza al pueblo de donde es el protagonista.

Él logra participar en ese ataque y consigue por fin ver a su mujer. Entonces todo aquello que pensó decirle, todo lo que creyó que con palabras iba a agrandar o a estrechar más ese amor entre ellos dos, se resuelve en el momento de verse, en el momento de encontrarse de nuevo, de poderse decir una serie de cosas que no son precisamente aquellas que él pensó decirle. Al final él vuelve a irse casi sin decirle más nada, ofreciéndose una repetición de la misma situación que él provocó antes de irse la primera vez.

(…)

El encuentro está basado en un cuento que escribí en el año 59, o mejor dicho en algo que no llegó a ser cuento definitivo (o por lo menos que nunca decidí como terminarlo), puesto que no estaba satisfecho con el final que escribí entonces. Un soldado rebelde me había contado una serie de anécdotas de su vida, y particularmente del tiempo que estuvo alzado, a la hora de elaborar el cuento lo elaboré sobre el aspecto de lo contado que más había llamado mi atención: el gran amor que sentía por su mujer y el hecho de que no se había despedido de ella (o por lo menos en la forma que él quería) el día que tuvo que alzarse”.

Related Entradas