Isla negra

Título alternativo: Lejos de África

Año: 1996

País: España-Cuba

Tiempo: 100’

Género: Ficción

Productora: Cecilia Bartolomé P.C, Marea Films, Animatógrafo, ICAIC, con la participación de T:V:E- Televisión Española y Canal Plus España, y el apoyo del ICAA, EURIMAGES y EUREPEAN SCRIT FUND

Dirección: Cecilia Bartolomé

Guión: Cecilia Bartolomé, José J. Bartolomé

Fotografía: Pancho Alcaine

Edición: Luis Villas

Música: José A. Quintano

Dirección de arte: Satur Idarreta

Sonido: Ricardo Istueta

Reparto:  Alicia Bogo, Yanelis Bonifacio, Patricio Wood, Xavier Elorriaga, Isabel Mestres, Carlos Cruz, Alden Knight, Idelfonso Tamayo, Coralia Veloz, Adelmis Hernández, Jorge Prieto, Frank Reyes, Raquel Casado, Annieye Cárdenas, José A. Espinosa, Raúl Eguren, Joel Carrera


Sinopsis

En la Isla Negra, dos niñas, una española y otra nativa, comienzan una relación afectiva que durará muchos años, hasta que un hombre aparece en sus vidas y las separará para siempre.


Declaraciones de la directora sobre el rodaje

Teóricamente Isla negra era una película intimista: la vida cotidiana de una familia de clase media en la antigua colonia española de Guinea: sus pequeños dramas, sus aventuras, sus momentos de humor. Contada desde los ojos de una muchacha, con la mayor sencillez, sin que se notara la presencia de la cámara, sin alardes estéticos… Como me decían los miembros del equipo: ¡menos mal que es una película intimista, que si no…!.

 Hubo que remodelar calles y casas para reconstruir el ambiente de la época, cortar el tráfico en grandes zonas, emplear una logística casi militar, para movilizar aquella caravana de camiones, autobuses y plantas eléctricas que trasladaban a decenas de actores y un centenar de técnicos de escenario en escenario, por bosques, montañas y manglares… Actuar todos de porteadores y desplazarnos en barcas, cuando las lluvias hacían inaccesibles los caminos… Y todo ello bajo 21 ciclones que, uno tras otro, dieron sus coletazos sobre la isla.

 Pero el milagro de todo funcionó. Hasta lo más difícil: coordinar un equipo mixto de dos contingentes y dirigir, formando un todo armónico, a unos intérpretes procedentes de medios muy diversos: actores veteranos junto a principiantes, artistas de music hall, niños, cantantes o personas que no habían visto una cámara en su vida. Y ese milagro fue posible porque todos se volcaron en la película y la tomaron como algo suyo. Quizás porque se produjo un extraño fenómeno: ese mundo, cuyas vivencias yo evocaba, estaba allí, entre nosotros, flotando en el ambiente. Una añoranza de otros tiempos, de ilusiones rotas, de amistades y amores desaparecidos, de raíces perdidas.” (Cecilia Bartolomé).


Bibliografía

Pollo, Roxana. Para desandar el camino del olvido. Periódico Granma 14 Nov ’95, p 6 (Sobre el rodaje).

Related Entradas