La descolonización de la mirada

Subtítulo: Una introducción a la antropología visual

Selección y prólogo: Adolfo Colombres

Editorial: Ediciones ICAIC

Año: 2012

Edición: Daniel García Santos

Cubierta: Axel Rodríguez García

Diagramación: Jacqueline Carbó Abreu


Palabras de contracubierta

Se podría decir que la antropología visual es una antropología de la mirada, pero no de cualquier mirada, sino de la que recae sobre el otro, y también de la que se vuelve sobre la propia sociedad tras haber recorrido los caminos de la diferencia”, afirma Adolfo Colombres, narrador y ensayista argentino, quien tuvo a su cargo la compilación de los textos aquí reunidos, al definir el tipo de cine que se enfoca en estas páginas: Aquel que intenta fijar la imagen de las identidades relegadas por la cultura dominante desde la visión, también culturalmente condicionada, del observador que se sitúa tras la cámara.

Alrededor de esta problemática orbitan las perspectivas de precursores y maestros del cine antropológico y del documental, como Robert Flaherty, Dziga Vertov, Jean Rouch, y Fernando Birri, junto a la de investigadores actuales, como Susana Velleggia, Humberto Ríos, Isabel Hernández, Carmen Guarini, Miguel Mirra, Fernando Buen Abad y Adolfo Colombres, que han hecho y pensado el cine como otro de los medios de creatividad del hombre puestos en función de la desenajenación de los olvidados y oprimidos. Ellos abordan temas relacionados con la función del documental, el neorrealismo italiano como ruptura frente a la hegemonía hollywoodense, la antropología visual, el documental social de Jorge Prelorán, los difuminados límites entre documental y ficción, el cine antropológico como herramienta para la autogestión indígena, las ciencias sociales y el cine, los fundamentos éticos y políticos del documental, el cine como mirada intencionada de lo real, entre otros tópicos, dialogando todos en un discurso abarcador acerca del cine comprometido con la búsqueda de una visión desprejuicida, objetiva y descolonizada.

La cuestión no reside tanto –enfatiza Colombres- en el medio que se utilice, sino en la forma en que se lo utiliza, en analizar qué selecciona la mirada, cómo se estructura el relato y todo el proceso de producción audiovisual, y qué destino se le da finalmente al producto, pues esto último será la prueba de fuego de la intención de fondo de los realizadores”.

Related Entradas