La vaca de mármol

Año: 2013

Título original: La vache de marbre

País: Cuba, Francia

Género: Documental

Tiempo: 50’

Color: Color y Blanco y negro

Dirección: Enrique Colina

Guion: Enrique Colina


Sinopsis:

El documental recrea la leyenda popular de Ubre Blanca, la mítica vaca que rompió el récord Guiness de producción lechera (110,9 litros) en tres ordeños en un solo día de enero de 1982 y alimentó la quimera de la genética cubana.


Comentario

El material presenta de forma detallada la biografía de Ubre Blanca, mediante la voz en off del propio Colina, quien se vale de un tono sarcástico y varios guiños, tal vez inconscientes, a La isla de las flores —documental admirado por él—en esa madeja permanente de asociaciones culturales más parecidas a un juego de palabras; para lo cual se sirve de fragmentos animados, una infografía intencionalmente didáctica, imágenes de archivo y convencionales talking heads (figuras representativas de la cultura nacional, acaso mal seleccionadas como Nelson Herrera Ysla o Leonardo Padura, cuyos puntos de vista aportan exiguos elementos a la narración, no así el caso de Rafael Zarza, por ejemplo, quien ha trabajado sistemáticamente la imagen del ganado vacuno como elemento distintivo en su poética).

Más allá de ese probado interés por revisitar la historia de la Nación y el festinado imaginario de nuestro pueblo, Colina, insiste en agotar —en pos de una coherencia mayor: su ardua lucha por amasar la hipérbole— todos los conceptos del diccionario y antecedentes internacionales que relatan la vida, pasión y muerte de las vacas desde la antigüedad hasta nuestros días, para luego problematizar el asunto en el controvertido escenario nacional, iniciativa esta última, más que plausible; teniendo en cuenta el hecho de que esta especie fue importada, o sea, no es oriunda de nuestro país, sin embargo, y paradójicamente, posee un lugar privilegiado en nuestra idiosincrasia: recordemos la limitada distribución de la carne de res, la dura penalización vigente para condenar el hurto y sacrificio de ganado mayor, la racionalización de la leche para niños de hasta 7 años, el yogur de soya, la leche en polvo. (Rubens Riol)


Comentario

La vaca de mármol busca revisar entre estas ya amarillentas Memorias del Pseudodesarrollo para, más allá de exponer con chatura los acontecimientos que llevaron a la implantación del record Guinness al mayor rendimiento de una ordeñada (110,9 litros), revertir el simbolismo de antaño para redimensionarla como ícono de la pretensión.

Intenta conseguir esto mediante el entretejimiento de los testimonios de los criadores de la finca “La Victoria”, en la Isla de Pinos, de veterinarios involucrados directamente con Ubre blanca, con entrevistas a intelectuales como Nelson Herrera Isla y Leonardo Padura, quienes ofrecen una muy somera caracterización de la época, sin conseguir sustentar una tesis sólida donde se equilibren y complementen las aristas anecdótica y conceptual.

El guión y el montaje se delatan errabundos en tanto resulta inorgánico el engarce de las convencionales talking heads (filmadas con cierto desaliño) con recursos que persiguen agilizar y enriquecer la narración como la animación, la representación fictiva, los efectos visuales.

Especial subrayado merece el happening articulado por Colina en el capitalino Boulevard de San Rafael, donde es arriada una vaca alegórica a Ubre Blanca para dinamitar las percepciones de los transeúntes casuales y registrar las reacciones de los cubanos urbanos, capitalinos, con marcados tintes marginales. Tal suceso, que pudo ser el gran leiv motiv de todo el documental, en sustitución de la apagada y trillada aula de pioneritos que definen la vaca o de la propia animación inicial (no más ingeniosa que los ilustres precedentes británicos de Monty Python o las secuencias de las cubanitas Alicia en el pueblo de Maravillas y Lisanka, ambas de Daniel Díaz Torres) acompañada de la voz en off del propio Colina, irrumpe hacia las postrimerías de la obra, carente de la fuerza expresiva que merecía y que hubiera irradiado como suceso axial, como fallido clímax de una obra cuya tesis tiende a diluirse entre la llaneza expositiva y el ingenio ya ingenuo de una propuesta afortunada en tema, pero desafortunada en concepción” (Antonio Enrique González Rojas)


Fuente

Crítica de La Vaca de Mármol, por Antonio González Rojas

 

Related Entradas

Total de visitas: 25 - Visitas totales diarias: 1