La vivienda

Año: 1959

País: Cuba

Género: Documental

Formato: 35 mm

Tiempo: 21’

Color: Blanco y negro

Productora: ICAIC

Producción: Hernando García-Espinosa

Dirección: Julio García-Espinosa

Asistentes de dirección: José Massip, Manuel Octavio Gómez

Guión: Julio García Espinosa

Fotografía: Jorge Herrera

Música: Harold Gramatges

Edición: Julio García Espinosa, Antonio Tucho Rodríguez

Sonido: Antonio Tucho Rodríguez

Narrador: Vicente Revuelta


Sinopsis

Documental que describe las profundas diferencias que existían en la ciudad de La Habana, en cuanto a vivienda, entre las diferentes clases sociales.  


Comentario de Alfredo Guevara

 “Dos temas se entremezclan en este documental. El hacinamiento y promiscuidad en que vivían nuestras clases populares, y la infantil camaradería entre un niño blanco y otro negro, para quien la vida, por el solo color de su piel reserva aún el más duro destino. Eran los días en que el Gobierno Revolucionario promulgaba la Ley de Alquileres. Como en el caso de Esta tierra nuestra, que coincidió con la Reforma Agraria, el documental, gracias a su artística construcción, resultó más eficaz.

El aspecto racial nos llenaba de temores. Nuestros documentales están dirigidos a todos los públicos. Suelen ser denuncia. Pero no denuncia gratuita. Pretenden en cada imagen promover una voluntad de superación. ¿Lograríamos ese objetivo? ¿Cómo reaccionarían “ciertos” públicos?

Julio García-Espinosa creía haber encontrado los resortes adecuados. Tenía razón. A través del documental dos niños vagan por La Habana frente a los grandes rascacielos y las míseras cuarterías y casuchas de los barrios indigentes. Entre aquellos felices y patéticos rostros y el público se produjo la comunión esperada, y el documental tuvo igual éxito. Igual eficacia.

La descarnada presentación de la miseria, contrastando con verdaderos cíclopes de cemento y acero, no hubiera sido suficiente. Pero en medio de ambos elementos, dos vidas pequeñitas, desamparadas, y, sin embargo, plenas van descubriendo recónditos lugares: la estrechez de la cuartería y aun del barrio, la miseria de los suyos, la piscina de los privilegiados, el dolor de sus padres, los ardides que exige el acorralamiento, el bullicio del mundo, la indigencia de los que tienen aún menos que ellos, la esperanza que aflora con la llegada de los barbudos. De este modo, van enriqueciendo su esperanza y formando su mundo de imágenes. Este trasiego entre la realidad y la germinal conciencia de ambos niños enriquece el filme poéticamente, y es esa poesía la que se adentra en el público más difícil violando los más estrechos poros”.


Premio:

Mención, IV Festival Internacional de Cine Documental y Experimental del S.O.D.R.E., Montevideo, Uruguay, 1960

Felicitación del Jurado internacional al Movimiento de Cine Cubano. VII Festival de Cine de Cortometraje. Oberhausen, R. F. A., 1961. 


Bibliografía:

Michael Chanan. Cuban Cinema. Londres-Minneapolis, University of Minnesota Press, 2003, p 120, 131

Alfredo Guevara. Revisando nuestro trabajo. En “Tiempo de fundación”, p 76

Julio García-Espinosa. Sobre nuestro cine documental. Revista Cine Cubano Nro. 23-24 (1964).

Related Entradas