Los dioses rotos

País: Cuba

Género:  Ficción

Formato: 35 mm

Tiempo: 90’

Color: Color

Productora: ICAIC

Producción general: Camilo Vives, Isabel Prendes, Manolo Angueira

Dirección:  Ernesto Daranas

Guión: Ernesto Daranas

Fotografía: Rigoberto Senarega

Edición: Pedro Suárez

Música: Juan Antonio Leyva, Magda Rosa Galván

Dirección artística: Erick Grass

Sonido: Raúl Amargó, Osmany Olivare

Reparto: Silvia Águila (Laura), Carlos Ever Fonseca (Alberto), Ania Bú (Sandra), Héctor Noas (Rosendo), Isabel Santos (Isabel), Manuel Oña (Basilio), Patricio Wood (Román), Amarilys Núñez (Rosa), Mario Limonta (Lázaro).


Sinopsis:

Laura (35 años) es una profesora universitaria que prepara su tesis de maestría sobre el famoso proxeneta cubano Alberto Yarini y Ponce de León, asesinado a balazos por sus rivales franceses que controlaban el negocio de la prostitución en La Habana de comienzos del siglo XX. Interesada en demostrar la vigencia del legendario personaje, descubre en su pesquisa sociológica un hecho para ella subyugante: En una de las casas de culto de La Habana, existe una prenda religiosa que atesora el pañuelo con el que Elena Morales -una de las meretrices de Yarini- intentó contener la hemorragia de su chulo la tarde de noviembre de 1910 en que los franceses lo balearon mortalmente. Para Laura, la revelación presenta un notable valor histórico con toda la dosis de “morbo” que un buen golpe investigativo exige, razón por la que se propone realizar un estudio comparativo del ADN de la sangre seca en el pañuelo con el de los restos de Yarini y, de ese modo, autentificar o desmentir la historia tejida en torno a la reliquia. 

Por su parte, Alberto y Sandra (24 años) nos hablan de una juventud signada por su entorno social. Ella, saliendo de la cárcel; él, de regreso de París en el albor de su carrera como gigoló. No importa cuanto quieran huir de la realidad a la que se deben, el amor les une más allá de toda conveniencia y en el instante en el que esta historia los reencuentra tras dos años de distancia, Rosendo (40 años, temido proxeneta y propietario del pañuelo de Yarini) se levanta entre ellos como un obstáculo insuperable. Al centro de todo esto, Laura, que en su obsesión por la reliquia pasa por alto que a nadie más que a ella interesan tales evidencias. Inevitable será entonces que el escabroso mundo en que se adentra termine por volverse contra ella. 

Pero más allá de su anécdota, Los Dioses Rotos es una trama de valores enfrentados; una reflexión en torno a perspectiva ética y moral de un grupo de personajes -de todos los niveles socioculturales- entre quienes los clichés de “positivos” y “negativos” no resultan sencillos de etiquetar. Drama social, suspense y melodrama comulgan en una historia interesada en resultar amena, universal y consecuente con la realidad a la que se debe.


Premios

Premio del Público en el 30 Festival de Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana. 2008.

Premios de la Crítica Cinematográfica y de la Crítica Cultural cubanas en el 30 Festival de Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana. 2008.

Premio Mejor Maqueta de Largometraje (ex aequo). 6º Festival Internacional de Cine Pobre, Gibara, 2008.

Seleccionada por la Asociación Cubana de la Prensa Cinematográfica entre las 10 mejores películas exhibidas en el año, 2008.

Premio Caricato al Mejor Actor en Cine a Héctor Noas. Unión de Escritores y Artistas de Cuba, 2009.

Premio de la Asociación Cubana de la Prensa Cinematográfica.

Premio mejor dirección de arte a Erick Grass. 17 Providence Latin American Film Festival. Estados Unidos, 2009.

Premio mejor música a José Antonio Leyva y Magda Rosa Galván. 17 Providence Latin American Film Festival. Estados Unidos, 2009.

Related Entradas