Prueba a lápiz

La Prueba a lápiz o filmación de la animación sobre papel, era la herramienta de comprobación de la calidad del movimiento y su filmación y revelado, la mayor garantía que tenía el Director para detectar calidades y posibles ajustes o retakes en la animación.

Aunque por política interna del ICAIC el camarógrafo de Prueba a Lápiz no aparecía en los créditos de la película, en las Fichas técnicas yo he incluido este aspecto para que las futuras generaciones de investigadores, sepan el nombre de aquellos que conformaron el reducido grupo de artistas trabajadores del cine de animación en Cuba” (Aramís Acosta)

Related Entradas