Te llamarás Inocencia

Año: 1987

País: Cuba

Género: Ficción

Formato: 16 mm

Tiempo: 67’

Color: Color

Productora: Estudios Cinematográficos del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Producción: José Gabriel Arenal

Dirección: Teresa Ordoqui

Director asistente: Raúl García Riverón

Guión: Gerardo Fernández, Raúl García Riverón, Teresa Ordoqui, basado en el cuento Inocencia de Miguel de Carrión (1875- 1929).

Música: José Antonio Leyva

Edición: Margarita González

Sonido: Gustavo Carballoso, Alberto Álvarez

Reparto: Anabel Leal, Aramís Delgado, Lilian Rentería


Sinopsis

Marcado por el tiempo y los avatares de la vida, Rodolfo (Aramís Delgado) regresa al encuentro de aquel efímero amor. Jacoba (Anabel Leal) o Inocencia, como él la hizo llamar, aún anda en su pequeño mundo de mar y leyenda, de árboles y soledad, donde ella había elegido gobernar. ¿Es ficción o realidad? El recién llegado sólo se enfrenta a imágenes y lugares que le devuelven los encantos de los días de sutil e idílica relación con una enigmática muchacha.

Ambos tenían poco en común. Jacoba vivía como un animalito salvaje y feliz en aquellos parajes de la Florida de 1895, donde su familia había decidido instalarse; la colmaba la frescura y la intrepidez de la juventud, al tiempo que la sensualidad y belleza la convertían en una mujer singular. Rodolfo, un proscrito cubano, hallaba en esas tierras el hogar pasajero; su satisfacción momentánea era cazar animales. Este hobby también lo hizo suyo Inocencia y sin darse cuenta, los condujo al amor.


Comentario crítico

“Te llamarás inocencia contribuye a renovar la dramaturgia fílmica cubana de los últimos años. Su estructura, devenida caprichoso juego con el tiempo y el espacio, derriba convenciones sin arriesgar el hilo de la historia concebida por Gerardo Fernández, Raúl García Riverón y la propia Teresa Ordoqui. La edición de Margarita González resulta un alarde de pericia si advertimos que el entorno de los personajes apenas cambia y el ritmo es sostenido hasta el final. Pero si agregamos que Martínez Carmona con su fotografía roba a la luz para devolver la belleza sugerida por Carrión en sus líneas, transformadas esta vez en atmósferas que subrayan cada sutileza argumental, tampoco es difícil advertir cómo en este cuento el respaldo sonoro concebido por Juan Leyva se integra orgánicamente a la composición escénica y a los desplazamientos de cámara. Sin dudas, las manos que pudieron dar vida a cada elemento referido son conocedoras de su madeja y responden a una imaginación que por primera vez no conoció frenos. No hay por qué negar lo asimilado en el aprendizaje; detrás están Visconti, Karel Reisz, Tarkovski. También Solás y Tomás Piard como referencias más cercanas.” (Autor: ¿?).


Premio:

Premio en el Festival de Cine para Televisión, Praga, Checoslovaquia (1988).


Bibliografía:

Soledad Cruz. La inocencia del desnudo. Juventud Rebelde, 11 Agosto ’88, p 11 (Comentario)

Héctor Zumbado. Gracias, Teresa. Juventud Rebelde 20 Agosto ’88, p 8 (Comentario).

Related Entradas