Tomás Gutiérrez Alea (1994)

Autor: José Antonio Évora

Editorial: Festival de Cine de Huesca

Año: 1994

Prólogo: Alberto García Ferrer


Palabras de introducción

La filmografía de Tomás Gutiérrez Alea ha sido conocida en España a través de sesiones de cine-clubes, secciones especiales de festivales de cine o, más recientemente, en las programaciones de televisión.

Pocas veces en las pantallas comerciales, vencidas y dominadas por la industria del cine norteamericano, que si niega el pan y la sal al cine español y a du derecho de existir, no digamos al cine cubano y latinoamericano.

Desde siempre, el Festival de Cine de Huesca ha tenido una dedicación especial a ese cine, tan lejano y tan cercano, y a las gentes que lo han hecho posible. Gutiérrez Alea es uno de tantos amigos del Festival que han viajado por el mundo ponderando a Huesca, pero no es por eso por lo que el Comité de Dirección del Festival decidió dedicarle este homenaje, sino porque su vida está dedicada al cine sin traicionarse a sí mismo, con un respeto profundo a sus ideales personales. El cine de Tomás –Titón para los amigos- tiene una coherencia y una dignidad ejemplares, cosa bien difícil en una industria como es la del llamado séptimo arte.

Esta vida de cine le ha convertido en uno de los pilares que hicieron posible el cine cubano y en uno de los creadores más prestigiosos del cine de habla hispana. (Comité de Dirección. Festival de Cine de Huesca).


Nota preliminar

“He aquí el resultado de casi tres años de trabajo, interrumpido más de una vez por razones que ahora no vienen al caso. Fue Ambrosio Fornet quien me sugirió seleccionar y agrupar por temas, textos de Tomás Gutiérrez Alea en un volumen que de algún modo extendiera aquel otro editado por él en 1987 bajo el título de Alea, una retrospectiva crítica. A diferencia de ése, que reproducía numerosos fragmentos de comentarios sobre películas de Titón (como llaman a Gutiérrez Alea sus amigos), éste se limitaría a reunir textos escritos por el cineasta y declaraciones hechas en entrevistas, de manera que el lector interesado en conocer sus opiniones con respecto a tal o cual asunto no se viera obligado a hacer la pesquisa que fue necesaria para completar este libro. Cuando el propio Titón, Fornet y yo hablamos del proyecto, sólo dije que me gustaría agregar un ensayo sobre la obra del primero, y estuvimos de acuerdo en que de una entrevista que sostuviéramos Titón y yo –de la que al final también me vi obligado a escoger fragmentos, porque ella sola ofrece material para un libro aparte- podrían salir las necesarias actualizaciones de cada tema. Y así ha sido.

De modo que el lector encontrará a continuación una especie de collage, con notas al pie de cada página, en las cuales se indica de dónde procede cada fragmento. La ausencia de una nota significa que el texto en cuestión forma parte de la extensa entrevista concedida por Gutiérrez Alea expresamente para este volumen, o de textos inéditos que él me entregó con el mismo propósito (el tema de sus Proyectos, por ejemplo, es íntegramente material de este último tipo, y Sobre la vida, la muerte y otras boberías, de la entrevista, al punto que es donde único aparecerán todo el tiempo “las preguntas de las respuestas”). Luego viene el ensayo, y al final la filmografía completa, nunca antes publicada con tal lujo de detalles.

A medida que avanzaba en el ordenamiento de cuanto había reunido, me di cuenta de que éste iba dejando de ser solamente un libro para conocer más a Tomás Gutiérrez Alea y se iba convirtiendo en uno para conocer mejor el cine. Espero que usted pueda decir lo mismo” (José Antonio Évora).

Related Entradas