Una aventura peligrosa

Año: 1939

País: Cuba

Género: Ficción

Formato: 35 mm

Tiempo: 94’

Color: Blanco y negro

Productora: José Ramón Medina, Moisés Capuleto, Fílmica Santa Cruz

Producción: Raúl Medina, Domingo Sasiaín

Dirección: Ramón Peón

Guión: Ramón Peón

Argumento: Ramiro Gómez Kemp

Fotografía: Robert E. Kline

Asistente de cámara: Luis Caparrós

Iluminación: José Ochoa

Música: canciones de Ramiro Gómez Kemp (“Intrusa de amor”, “Duerme muñequita”, “El corazón nunca engaña”), Ernesto Lecuona (“Habana”), Nilo Menéndez (“Magdalena”), Ramón Peón (“Sandunguera”).

Sonido: Ernesto Caparrós, con la colaboración de Manuel Soler, Alejandro Caparrós, Mario Franca

Reparto: Aníbal del Mar (Don Pancracio Socarrás), John Bux (Felipito), Xiomara Fernández, María Pardo (madre de Felipito), Rosita Fornés (novia de Felipito), Arturo Liendo, Sergio Miró, Reinaldo Henríquez, Paco Salas, Julio Gallo (empresario), Armando Vento, Carlos Alpuente. Actuaciones especiales: José Antonio Alonso, Elsa Valladares, dúo de Miriam y Anolan, Raúl Fernández Criado (Corte Suprema del Arte).


Sinopsis

Don Pancracio Socarrás y de la Oca, acaudalado hombre de negocios residente en un pueblo cercano a La Habana, tiene un hijo, Felipito, el cual quiere presentar en la Corte Suprema del Arte, y cierto día recibe la respuesta a su carta de solicitud dándole la oportunidad. Decidido a presentarse salen para la capital, no sin antes haber recibido como regalos un loro, una gallina… que le causarán una serie de trastornos durante el viaje. Felipito es presentado en el programa, pero su especialidad es el baile, es invitado entonces a que cante, lo cual no puede realizar por haber sufrido un ataque nervioso y con tal motivo le tocan la campana. El público protesta y se forma un escándalo en la estación radial. No contento con lo sucedido, Don Pancracio trata de presentar a su hijo en un teatro habanero, pero en ninguno tiene oportunidad de hacerlo, y al fin, encuentra un espacio en una carpa de teatro de un barrio. Pero éste no es el fin de sus andanzas en La Habana… y, finalmente, Felipito es presentado en una función especial que da la Corte Suprema del Arte en el Teatro Nacional, donde triunfa con sus bailes.


Bibliografía

Arturo Agramonte, Luciano Castillo. Ramón Peón. El hombre de los glóbulos negros. Universidad Nacional Autónoma de México, p 185

María Eulalia Douglas. Catálogo del cine cubano 1897- 1960. Ediciones ICAIC, 2008, pp 156-157

 

 

Related Entradas

Total de visitas: 142 - Visitas totales diarias: 1