Sobre la Asamblea de Cineastas Cubanos

artículos destacados

Me parece un enorme error que se siga ignorando a la Asamblea de Cineastas Cubanos. Por mucho que se quiera invisibilizar su existencia, los problemas de los que habla la Asamblea siguen allí, y, peor aún, se multiplican.

Pienso que lo que ahora mismo está en peligro no es la Asamblea, sino la oportunidad de convertir en algo fecundo el debate colectivo de nuestros males más profundos. ¿Será que como nación hemos renunciado al ejercicio civilizado de esa práctica?

De las frases que suelen adjudicarse a Napoleón siempre me llamó la atención esta: “?? ??? ???? ??? ??? ???????? ??????; ?? ????????? ??? ????????? ???????”. Pero hasta el momento, todo lo que he encontrado en este espacio construido por los cineastas, es precisamente el intercambio civilizado de argumentos. Sí, se han dicho cosas duras, pero ha predominado la idea de que lo que importa es dejar a salvo la responsabilidad ética.

Está por verse todavía el primer escrito que confronte con argumentos (repito: argumentos) cada una de las propuestas hechas. Hasta ahora, en lo público, solo ha existido el grosero silencio. Como si con ese silencio se pudiera hacer callar a la dura realidad, que es la que verdaderamente está pidiendo a gritos ser atendida.

¿Qué hay detrás de esa maniobra excluyente donde los que se suponen que saben de cine, son separados de todo diálogo que en teoría quiere resolver los problemas del cine?

Cierro esta reflexión repitiendo lo que dije al inicio: me parece un enorme error que se siga ignorando a la Asamblea de Cineastas Cubanos, por aquello que mencionaba también Napoleón en otra de sus frases: «?? ??? ??? ????? ? ??? ??? ?????? ???? ?????ó?, ???? ? ???????? ??? ?????? ???? ?????ó?, ???? ??? ????????? ???????? ???? ????????????”.

???? ??????? ????í? ???????