Te sigo esperando (1951)

Cuba-México Ficción

País: México

Género: Ficción

Formato: 35 mm

Tiempo: 100’

Productora: Filmex

Producción: Gregorio Walerstein

Dirección: Tito Davison

Guión: Julio Alejandro, Tito Davison, Jesús Cárdenas, Gregorio Walerstein

Fotografía: Agustín Martínez Solares

Reparto: Libertad Lamarque, Arturo de Córdova, Víctor Junco, Lilia del Valle, Anita Blanch, Quintín Bulnes, Miguel Córcega, Gloria Ríos, Lupe Carriles, Salvador Quiroz, Héctor Godoy, Victorio Blanco, Eduardo Alcaraz


Sinopsis

Un hombre, con el fin de escapar de unos maleantes, escapa de México y se refugia en Cuba. Su esposa queda al cuidado de los hijos, y espera recuperar el amor de antaño…


Comentario

“En los primeros días de agosto comenzó el rodaje en locaciones seleccionadas en La Habana, entre ellas el Cabaret Tropicana, de algunas breves secuencias del filme mexicano Te sigo esperando, dirigido por Tito Davison. El equipo técnico-artístico fue traído expresamente desde los estudios San Ángel de ese país, también el team completo de cámara, encabezado por el director de fotografía Agustín Martínez Solares. El productor Gregorio Walerstein a nombre de la compañía Filmex estaba en contacto directo con Octavio Gómez Castro, gerente de la Distribuidora Continental porque, como afirmó en una entrevista, era una de las películas de mayor importancia que filmarían en Cuba “ya que jamás se había logrado reunir dos figuras tan luchadoras por la superación fílmica mundial”.

Aludía a Arturo de Córdova y a Libertad Lamarque unidos en el afán, como sintetizó el productor de Negro es mi color, de “interamerizanizar el cine mexicano”, algo que constituía su característica principal. “Cuba no es un país extranjero –precisó-. No podemos compararla a algo distinto a México. Es una prolongación de México. Como México, nuestro gran México es, a la vez, una prolongación de Cuba en territorio y república”. Walerstein había contratado para algunas de sus películas a figuras cubanas como María Antonieta Pons, Carmen Montejo, Dalia Iñiguez y al gran editor Mario González, para quien tuvo palabras de elogio por el lugar que conquistó en el cine mexicano.

Y justamente en los Estudios de PROFICUBA, Mario González intervino junto a Alejandro Caparrós, Mario Franca, Manuel Solé y Arturo Agramonte en algunos doblajes con destino a Te sigo esperando. Estos trabajos se realizaron luego de vencer enormes dificultades, originadas por la inexistencia de los equipos apropiados para lograr el sincronismo perfecto. Como Manuel Alonso tenía intereses en México, no se opuso en lo más mínimo a que utilizaran la flamante unidad RCA que estrenó en Siete muertos a plazo fijo, y fue situada en las puertas de la compañía en la calle San Lázaro. Las instalaciones de ese lugar también fueron utilizadas eventualmente para la filmación de cortometrajes” (Arturo Agramonte, Luciano Castillo)


Fuente

Arturo Agramonte, Luciano Castillo. Cronología del cine cubano III. Ediciones ICAIC, 2013, pp 316- 317

Related Entradas